UNA DIETA EQUILIBRADA PODRÍA PREVENIR MUCHOS CÁNCERES

6 septiembre, 2015. Por Javier Alvarez. .

Los patrones alimentarios representan hasta el 35 % de los factores de riesgo que contribuyen a la aparición de un cáncer.

Imágen de dieta equilibradaEsta es una de las conclusiones de un estudio del que es coautor el Dr. Pedro Salinas, Jefe de Servicio de Oncología del Hospital Universitario La Zarzuela de Madrid.

Los investigadores españoles, Pedro Salinas y Raúl Baena, publicaron una revisión epidemiológica que refleja la evidencia más reciente sobre la asociación entre la alimentación y el cáncer.

Una creciente evidencia científica sugiere que sólo el 5% de los cánceres se debe a factores genéticos, mientras que el 95% restante obedece a factores ambientales: radiaciones, contaminación, infecciones, y a la dieta. Concretamente, se estima que los patrones alimentarios representan hasta el 35% de los factores de riesgo que contribuyen a la aparición del cáncer, según “Diet and Cancer: Risk factors and epidemiological evidence”, una reciente revisión epidemiológica realizada por los investigadores españoles Raúl Baena y Pedro Salinas.

Este estudio identificó los artículos más relevantes (publicados hasta octubre del 2013) sobre las potenciales interacciones entre los alimentos o los patrones dietéticos con el riesgo de cáncer y no halló evidencia sobre nutrientes aislados que se puedan relacionar con riesgo de padecer esta enfermedad. Sin embargo, encontró que una nutrición con un mínimo consumo de carne, aumento de la ingestión de granos, frutas y verduras, limitar la ingesta de grasas, y realizar ejercicios al menos 30 minutos por día, reduciría hasta un 35% el desarrollo de tumores cancerígenos.

Otra de las evidencias del estudio es que el riesgo de cáncer de colon derivado de la ingesta de carne está influenciado tanto por el consumo total como por su frecuencia. e indica, además, que la obesidad y el sobrepeso aumentan el peligro de cáncer por múltiples y variadas razones: los efectos sobre la función inmune y la inflamación, los niveles y el metabolismo de varias hormonas y proteínas como la insulina, el estradiol, el IGF-1, etc.

En contrapartida, se halló que la interacción de compuestos fenólicos naturales (resveratrol, isoflavonas de soja, entre otros) sobre las vías de señalización metabólica ejercen un efecto inhibidor sobre la proliferación celular y la metástasis tumoral induciendo la apoptosis en varios tipos de células cancerosas, tales como las de colon, pulmón, próstata, hepatocelular o cáncer de mama.

FUENTE: www.estarinformado1.sanitasweb.es

Si te ha gustado, agradeceremos que colabores con nosotros para que llegue a más personas y lo compartas en tus redes sociales
Share on Facebook23Tweet about this on TwitterShare on Google+0Print this page

QUIZÁS TE INTERESE TAMBIÉN:

« EL SÍNDROME POSVACACIONAL NO EXISTEUN ESTUDIO CIENTÍFICO CONFIRMA LAS PROPIEDADES CARDIOSALUDABLES DEL CHOCOLATE »

Archivada en: NOTICIASEtiquetada con: Cáncer, Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *