El método de Fran Zervala

28 febrero, 2018. Por Fran Zervala. Deja un comentario.

Share on FacebookFacebook16Pin on PinterestPinterest7Share on Google+Google+0Tweet about this on TwitterTwitter

Salir del alcoholismo es un viaje hacia la dignidad. Es un divorcio de la perversa y posesiva compañera en la que se ha convertido tu adicción al alcohol, para abrazarte a otra forma de vivir que te ofrece mejores expectativas. Es dar un golpe de timón en medio de la tormenta que te arrastra irremediablemente a la perdición y hacia una muerte prematura, para seguir la estrella que te marca el rumbo hacia un destino donde te aguarda lo mejor de ti.

Salir del alcoholismo. Imágen del laberinto

Salir del alcoholismo es también escapar del laberinto donde te mantiene cautivo y perdido tu adicción al alcohol, para recorrer un camino hacia la libertad.

En definitiva, salir del alcoholismo es despertar el ave fénix que llevas dentro y renacer de tus propias cenizas, para alcanzar esa gloria que solo conocemos los que hemos conseguido salir del infierno de las adicciones.

ÍNDICE DE CONTENIDOS

Salir del alcoholismo: El camino a la libertad

La adicción alcohol es una fuerza perversa que te mantiene perdido en el interior de un laberinto, esclavo de tu resignación y caminando sin rumbo como un gato callejero en patrulla nocturna.

Ese triste deambular sin destino va consumiendo tus días, que poco a poco se convierten en semanas, después en meses y también en años. Mientras tanto, tú intentas agarrar la vida por el cuello, pero ves con desesperación que se te escapa entre los dedos, como un puñado de arena de la playa.

En ese recorrido interminable habrás pasado numerosas veces por delante de una puerta señalizada con la palabra “libertad”, pero ni siquiera te habrás dado cuenta de su presencia, o quizás no hayas sentido ni el más mínimo interés por averiguar lo que te aguarda al otro lado. Puede ser también que no te hayas visto capaz de cruzarla y enfrentarte a lo que imaginas como un recorrido incierto y angustioso.

En este deambular por el laberinto de la vida alcohólica, y te lo digo por experiencia, suele llegar el día, más tarde que temprano, en el que te detienes de repente frente a esa puerta y sientes la necesidad de abrirla. Tal vez porque la última resaca fue mucho peor que las anteriores. Quizás porque la última vez que miraste hacia atrás te quedaste estremecido al ver el rastro de sufrimiento y desolación que has ido dejando a tu paso, o puede que antes de llegar a la puerta te hayas encontrado frente a un espejo sin conseguir reconocer la imagen tan lamentable que te devolvía.

En cualquiera de los casos, lo verdaderamente importante es que por fin llegue el día en el que decidas cruzar esa puerta inquietante e iniciar el recorrido que te llevará a la salida del laberinto, una metáfora que me gusta utilizar para referirme al proceso de salir del alcoholismo. Pero te vas a encontrar la puerta cerrada y no sabrás ni como abrirla ni lo que te espera al otro lado. Es como si trataras de jugar por primera vez a un juego de rol del que desconoces las reglas y los adversarios.

Salir del alcoholismo. Imágen 02

Salir del alcoholismo: El método de Fran Zervala

Si has leído hasta aquí puede que te encuentres en la situación anterior, o bien que quieras ayudar a alguien en su lucha por superar su adicción al alcohol. En cualquiera de los casos, ha llegado el momento de que te presente el método que a mí me permitió salir del alcoholismo y permanecer abstemio desde entonces, hace ya muchos años, con el claro convencimiento de que no volveré a ser un esclavo del alcohol.

Este método recoge toda la experiencia acumulada en mis numerosos intentos fallidos de salir del alcoholismo, donde aprendí mucho de mis errores y pude ver lo que realmente funcionaba y lo que no funcionaba. También se nutre de las experiencias ajenas que voy conociendo durante los años que llevo ayudando a otras personas a superar la adicción al alcohol, de la orientación que me proporcionaron todos los profesionales que me han ayudado a salir del alcoholismo y de los conocimientos que voy adquiriendo en mis estudios relacionados con la sicologia y la bioquímica cerebral.

El método que he desarrollado para salir del alcoholismo me gusta describirlo como un recorrido que atraviesa 5 puertas, “Las cinco puertas del laberinto” y que te conduce a una nueva etapa de tu vida, a la vez que te prepara para vivirla con plenitud.

Volviendo a las metáforas que tanto me gustan, la estructura de este reto es una guerra de cinco batallas contra tu dependencia del alcohol, en las que debes conseguir cada una de las cinco llaves que te permitirán abrir las cinco puertas de tu recorrido, como si se tratara de romper un hechizo.

Para ganar cada una de las batallas tendrás que haber desarrollado primero una actitud y esas actitudes son también las fortalezas que te van a capacitar para superar todas las dificultades del recorrido. En consecuencia, y esto es muy importante, sin la actitud adecuada no hay llave, y sin la llave no hay más camino que recorrer.

Otro detalle importante es que toda la experiencia que vas a vivir se desarrollará a lo largo de un recorrido único, lo que implica que te vas a encontrar las puertas en el mismo órden que las debes cruzar. Esto es muy importante porque significa que no podrás abrir ninguna de las puertas sin haber dejado atrás la puerta anterior y de haberla dejado cerrada para siempre detrás de tí.

Salir del alcoholismo. Imágen 03

Salir del alcoholismo: Las cinco puertas del laberinto.

Con este titular acabo de abrir un tema que requiere ser comentado con mucho detalle y, en consecuencia, con un extenso redactado, por lo que voy a dedicar el presente artículo a ofrecerte un plano del recorrido, para que te vayas situando. Después seguirán otros artículos relacionados donde te acompañaré a lo largo del recorrido y te iré comentando con todo detalle mis experiencias personales relacionadas con cada una de las cinco puertas y los preparativos que tuve que realizar para cruzarlas con éxito.

Aceptar la dependencia del alcohol: La llave de la primera puerta

La primera puerta del recorrido se abre con la llave que conseguirás después de ganarle la primera batalla al alcohol. Para ello tendrás que desarrollar una actitud que se llama “Aceptar el alcoholismo”.

Salir del alcoholismo. Imágen de la Primera puerta

La aceptación del alcoholismo consiste en adquirir la conciencia de que tienes un problema importante con el consumo de alcohol. Un problema consistente en el hecho de que consumes alcohol de forma abusiva y que ya no consigues controlar lo que bebes, ni tampoco parar antes de haber perdido la capacidad de razonar. Es decir, padeces una enfermedad que se llama alcoholismo.

La voluntad de salir del alcoholismo: La llave de la segunda puerta

En el recorrido que te lleva a la segunda puerta, la actitud que debes adquirir para ganarle la segunda batalla al alcohol y conseguir la llave correspondiente es “La voluntad de salir del alcoholismo”.

Salir del alcoholismo. Imágen de la segunda puerta

La voluntad necesaria para salir del alcoholismo consiste en el firme deseo de acabar con esta dependencia. No basta con aceptarla, ya que la debilidad que nos caracteriza cuando somos esclavos del alcohol nos lleva a pensar muchas veces que la difícil y penosa existencia que nos ha tocado sufrir es mucho más soportable bajo los efectos del alcohol. Por eso, para salir del alcoholismo no basta con aceptar el hecho de que tu vida actual es mucho más insoportable debido al tremendo peso de las cadenas que te mantienen esclavizado al alcohol, sino que también debes desarrollar el firme deseo de poner fin a esta dependencia.

La firme voluntad de salir del alcoholismo representará tu victoria en la batalla contra la resignación y el sentimiento de impotencia que suelen invadir al alcohólico cuando se plantea la posibilidad de abandonar el alcohol, ante la tormenta de sufrimiento que imagina.

Pedir ayuda para salir del alcoholismo: La llave de la tercera puerta

En el recorrido que te lleva a la tercera puerta, la actitud que debes adoptar para ganarle la tercera batalla al alcohol y conseguir la llave correspondiente consiste en aceptar que necesitas ayuda para continuar este viaje, lo que se traduce en “Pedir ayuda para salir del alcoholismo”.

Salir del alcoholismo. Imágen de la tercera puerta

El hecho de asumir que necesitas ayuda para salir del alcoholismo lleva implícito el reconocimiento de la falta de control que has ido desarrollando a lo largo de tus años de alcoholismo. Ahora estas a punto de iniciar la parte más dura del recorrido, que corresponde al periodo de la desintoxicación, y antes de continuar debes aceptar que vas a necesitar toda la ayuda que puedas conseguir, tanto para seguir avanzando como para que te resulte menos angustioso el camino. Para conseguir esta ayuda primero la debes pedir y eso requiere un ejercicio de realismo y humildad.

Al hablar de ayuda no solo me refiero a las personas que te aprecian y que van a querer acompañarte en esta parte del recorrido, sino también a los profesionales que sabrán darte en cada momento los apoyos necesarios y, sobre todo, a la experiencia de alguien que haya hecho este recorrido antes que tú y que pueda irte guiando entre los numerosos obstáculos que te vas a encontrar.

La desintoxicación del alcohol: La llave de la cuarta puerta

En el recorrido que te lleva a la cuarta puerta del camino, la batalla que debes ganarle al alcohol para conseguir la llave que te permitirá cruzarla requiere superar una prueba, “La desintoxicación del alcohol”.

Salir del alcoholismo. Imágen de la puerta 04

Esta batalla es diferente a las anteriores porque requiere, además de una actitud o predisposición, superar un periodo de resistencia en el que debes desarrollar los mecanismos necesarios para no sucumbir a la llamada del alcohol, una llamada que se manifestará de muchas y variadas formas durante algún tiempo, con el poder seductor de un canto de sirena.

En esta fase del recorrido es donde tiene una especial importancia la ayuda que habrás tenido que conseguir antes, especialmente la ayuda de profesionales, pero sin restarle importancia al apoyo que también vas a necesitar de las personas de tu entorno más próximo y del que pueden darte quienes hayan ganado la partida al alcohol antes que tú, porque la voluntad de superar el alcoholismo despierta un sentimiento de solidaridad muy importante en la mayor parte de tu entorno, y te lo digo por experiencia.

Aprender a vivir sin alcohol: La llave de la quinta puerta

En el recorrido que te lleva hasta la quinta y última puerta del laberinto, la actitud que debes desarrollar para ganarle la batalla definitiva al alcohol y conseguir la llave que te permitirá salir del alcoholismo definitivamente es el resultado de un proceso relativamente largo, que requiere constancia, estrategia y un trabajo mental importante. Se trata de “Aprender a vivir sin alcohol”.

Para finalizar con éxito este proceso, que es la última etapa del recorrido hacia la salida del alcoholismo, volverás a necesitar ayuda. Pero, en esta ocasión, será especialmente importante la ayuda que puedas recibir de otras personas que hayan terminado con éxito el aprendizaje.

Salir del alcoholismo. Imágen de la puerta 05Aprender a vivir sin alcohol te permitirá conseguir la llave de la quinta y última puerta del recorrido hacia la salida del alcoholismo.

Este aprendizaje, que se va a convertir en uno de los mayores logros de tu vida, lleva implícito el hecho de que asumas, de manera firme y con carácter irrevocable, que nunca más volverás a tomar ni una sola gota de alcohol, es decir, que renuncias al alcohol con carácter definitivo.

Es una decisión que te sitúa en el final del camino y te capacita para vivir una nueva etapa de tu vida que irás construyendo sobre los principios de la libertad y de la responsabilidad. Se trata de aceptar y, sobre todo, de asumir con responsabilidad y convencimiento, que el alcohol tiene que desaparecer para siempre de tu vida.

No vale pensar que algún día podrás empezar a beber como las personas no alcohólicas, porque esta falsa expectativa es el eterno engaño que te devolverá de una patada al interior del laberinto, sin que consigas darte cuenta.

Cuando hayas consolidado esta actitud, y estoy convencido de que lo harás, habrás conseguido salir del alcoholismo definitivamente.

En los próximos contenidos que publique te iré trasladando mis experiencias y reflexiones relacionadas con cada una de las 5 batallas de mi guerra contra el alcohol. Trataré de guiarte por el mejor camino, compartiendo contigo mis mejores estrategias, porque hubieron muchas otras que no funcionaron. Mientras tanto, espero que este artículo te haya resultado de utilidad y me gustaría contar con tu interés en las sucesivas publicaciones.

Fran Zervala

Este artículo forma parte de la serie Salir del alcoholismo, de la que te dejo enlaces al resto de los contenidos publicados, porque estoy convencido de que te pueden ayudar.

Si te ha parecido interesante este artículo, agradeceremos que lo compartas en alguna de tus redes sociales. Con este gesto nos estarás ayudando de forma gratuita a llegar a otras personas que puedan estar sufriendo por culpa del alcohol, directa o indirectamente, y también a prevenir que el alcohol llegue a convertirse en un problema para otros.

Quizás te interese también:

Share on FacebookFacebook16Pin on PinterestPinterest7Share on Google+Google+0Tweet about this on TwitterTwitter

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *