5 motivos por los que no hacerte un tatuaje en verano

Los tatuajes se ven realmente bien en la playa, pero quizás el verano no sea el más destacable instante para hacerselos (Pixabay)

Tatuarse en verano supone mucho más peligros que llevarlo a cabo en otra temporada del año. Pero, como es natural, nada es mucho más interesante que tomarse unos días libres y hacerse un tatuaje. Como un amor de verano, lo que ocurre en verano todavía es verano. Aquí tienes 5 causas para no hacerte un tatuaje en verano, socias a los hábitos que proseguimos en estos días calurosos y húmedos.

1. Puedes infectarte

Según la Academia De españa de Dermatología y Venereología (AEDV), el verano de llevar a cabo infecciones de la piel y otros como producto de un tatuaje. No en balde, dicen múltiples doctores lo que incrementa el número de visitas con esta clase de complicación por tatuaje en el mes de julio y agosto. Esto pasa aun con los tatuajes temporales hechos con henna negra, que tienen la posibilidad de ocasionar reacciones alérgicas graves. La henna natural es menos dañina.

2. Transponer mucho más y su piel puede irritarse

El sudor es un enorme enemigo de quienes hacemos tatuajes, en especial en la etapa de curación. En consecuencia, en verano es requisito sostener una higiene inusual en la región tatuada, en tanto que la sudoración asimismo puede complicar el desarrollo de curación. Además de esto, en verano, los «petaetes» acostumbran a llevar ropa mucho más ajustada, y esto no asiste para sostener sudar lejos del tatuaje.

3. No puedes bañarte

A lo largo de ámbas o tres semanas siguientes al tatuaje, no deberías ofrecerte un baño (No tienes que remojar la región). Este no es un inconveniente mayor a lo largo de todo el año, pero en el verano varios de tus amigos van a pasar largos días en la playa y un tatuaje puede dejarte fuera de esta clase de proyectos. Por tal razón, cerciórate de echar un óptimo vistazo a las vacaciones y postergar si al final tomas la resolución de hacerte un tatuaje en el verano.

Los tatuajes frescos, el sol y el agua no son buenos amigos (Pixabay)

4. Elevado daño del sol en la piel y los tatuajes.

Es bien conocido que tras hacerse un nuevo tatuaje, entre las sugerencias mucho más esenciales es no exponerlo a la luz del sol. El sol alumbra los tatuajes, con lo que prácticamente jamás se aconseja. En ámbas primeras semanas está rigurosamente contraindicado mostrar el tatuaje al sol, desde ese periodo puedes llevarlo a cabo, pero siempre y en todo momento con asegurador del sol.

5. Qué sucede en verano … no se queda en verano

Hacerse un tatuaje es una resolución esencial pues es algo que probablemente empleará a lo largo de toda la vida. Por esta razón y especialmente si te harás tu primer tatuaje, es posible que merezca la pena meditar un tanto. Meses de playa, vacaciones y fiestas tienen la posibilidad de hacernos tomar resoluciones que no nos agraden más adelante. Conque piénsalo: tu novia de verano se va a quedar a lo largo del verano, pero un tatuaje es para toda la vida. Para resumir, el verano no es la mejor temporada del año para hacerse un tatuaje. Aun de esta forma, no poseas temor, mientras que prosigas las buenas normas de precaución, no posee por qué razón ser mucho más arriesgado que en otro instante.

Deja un comentario